21/8/07

Pecar con la mente

Qué es pecar con la mente ?
Cuando guardamos algo en la mente y alimentamos pensamientos ocultos que posiblemente nadie conoce. En realidad creemos que nadie conoce, pero nosotros mismos lo sabemos y es mas; Dios, a quien no podemos ocultar nada, conoce absolutamente todo y sabe qué cosas tenemos escondidas en nuestra alma.
Los deseos, aún los malos, pueden no ser tan nocivos si ellos solamente pasan por nuestro pensamiento, la tentación y el deseo se llevan de la mano y ésta ataca al deseo, cuando lo encuentra débil obtiene su propósito, que conjugado con nuestra concupiscencia, producen los desagradables actos de la desobediencia y del pecado.
Muchas veces andamos, en lo que llamamos nuestra vida cristiana, con este tipo de situaciones, ellas son el resultado de una liviandad en nuestra relación con Dios y "sus cosas". Qué son " sus cosas" ? : la lectura de la Palabra, la adoración y alabanza, la confesión, la comunión con los santos, con nuestros hermanos de milicia, y también cuando estamos alejados de la oración.
Cuando estas cosas, paulatina y sutilmente; van apareciendo o mejor dicho despareciendo de nuestras costumbres y necesidades espirituales, nuestro espíritu se debilita, nuestra voluntad se hace mucho mas vulnerable y nuestras decisiones ya no están a nuestra mano, estamos a expensas de lo que hemos escondido en el corazón, la mente, el alma.
************************************************************************************
Cuáles son los pecados que podemos cometer con la mente, o "en la mente" ?
************************************************************************************
T O D O S ....!!!
Nuestra imaginación y lascivia también se llevan de la mano y allí podemos matar, adulterar, podemos robar y también odiar, tener fantasías sexuales, relaciones increíblemente imaginables, etc.
Cuando nuestra relación con Dios se entibia y luego se enfría, en la mente, en nuestro corazón, se empiezan a desdibujar los parámetros, las normas Divinas, se mezclan los sentimientos, y nuestro espíritu pierde el foco de la Verdad, la Justicia y la Santidad.
Es notable cómo, las personas que tienen este tipo de experiencias, tratan de fingir, porque en realidad no es creíble su discurso "religioso", y su doble vida es también evidente.
No os engañéis, Dios no puede ser burlado, pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. (Gálatas 6: 7) Porque nada hay oculto, que no haya de ser manifesado, ni escondido, que no haya de ser conocido, y de salir a la luz. (Lucas 8: 17) Dios es claro, pero también misericordioso, nos advierte porque sabe que podemos caer en esta situación, también lo dijo el Señor Jesús: cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. (Mateo 5:28)
Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón, porque de él mana la vida. (Proverbios 4: 23)
Qué hacer entonces, ya que nuestro corazón es engañoso y perverso, (Jeremías 17:9) su enfoque está distorsionado por naturaleza, por la herencia del pecado que nos legaron ?
************************************************************************************
Volver a Dios.
************************************************************************************
El hijo de la Parábola, no decidió de un momento a otro pedir el dinero a su padre y salir a realizar todo lo que tenía "in mente", lo elaboró seguramente por bastante tiempo. Conocemos el final de la experiencia. Por lo tanto, el comienzo de una redención total, la redención que incluye la mente es: reconocer los pensamientos escondidos, no los ocultos, los ocultos puede ser que no nos demos cuenta que están ahí, y Dios nos los hará ver a su tiempo, (Quien podrá entender sus propios errores ? líbrame de los que me son ocultos.Salmo 19: 12 ) pero aquello que escondemos, para que nadie sepa dónde está algo, sabemos bien que está, dónde está y desde cuando, así con los pecados en la mente.
Pues, vayamos a ese escondrijo y saquémoslos a la luz. Posiblemente te cueste y provoque dolor, ya que ellos nos permiten vivir la vida del yo no redimido, el yo pecador, y a ese yo es a quien hay que llevar a la cruz. Denunciar nuestra debilidad, pecaminosidad, incluída la mentira de haber escondido cosas y pretendido vivir como discípulos de Cristo.
Llevar cada uno de esos pensamientos-deseos-sentimientos-afectos-sensaciones desdibujados, desfigurados, pecaminosos a la cruz, arrepentirnos, decirle Señor, he pecado contra el Cielo y contra mi mismo/a, no tengo derecho a ser hijo/a tuyo, perdóname y restáurame, mi mente está sucia, contaminada, pero confieso esto confiando en que Tú eres Fiel y Justo para perdonarme y limpiarme de toda maldad (1ª Juan 1: 9)

3 comentarios:

  1. alejandr@25/8/07 1:34

    paso de paseo por el blog de jakemate pregunta y me parece raro este link
    perom es para pensar
    no entienodo bien lo que se dice
    pero leo de nuevo y pienso.
    :(
    alejandr@

    ResponderEliminar
  2. Se puede cometer blasfemia con el pensamiento

    ResponderEliminar
  3. Tengo una pregunta. Miren soy cristiana y desde el mes de julio del año pasado yo empecé a sentir demasiados deseos sexuales, algo que nunca había ocurrido. Empece a investigar por ínternet y me encuentro que en la mujer es normal sentirlos. El problema es que cada mes he estado sintiendo lo mismo e incluso he dejado de ver televisión y otras cosas pero en mi mente se forman imágenes de que estoy teniendo sexo. De hecho cuando llega mi periodo menstrual y se me retira esos pensamientos se van y vuelven otra vez una semana antes de venirme la menstruación. Quiero saber si es pecado ya que tengo entendido que en la mujer la líbido aumenta.

    ResponderEliminar